ADEC es una empresa creada en el año 2015, formada por un equipo multidisciplinar de técnicos propios y colaboradores.

Los orígenes de ADEC se remontan al año 2004, que fue cuando sus socios administradores iniciaron su trayectoria profesional en la ingeniería CTP, donde se empezaron colaboraciones con muchos clientes que hoy en día siguen existiendo.

ADEC presta servicios de ingeniería en muchos campos, abarcando desde proyectos de edificación y obra pública, hasta proyectos en el ámbito industrial. Además, prestamos un servicio y gestión integral de proyectos en función de las necesidades de nuestros clientes, pudiendo llegar hasta la ejecución de obras como contratistas.

ADEC está especializada en el diseño y cálculo de estructuras, en el diseño y cálculo de equipos a presión y tanques atmosféricos, y en el diseño mecánico y térmico de intercambiadores de calor.

Se detallan a continuación los ámbitos donde desarrollamos nuestros servicios:

Proyectos industriales y de energías renovables. Desarrollo de proyectos industriales, desde las fases de ingeniería básica y de detalle, hasta la dirección de obra y/o ejecución de la obra. Dentro de este ámbito tenemos experiencia en plantas de automoción, de fabricación de pinturas y disolventes, químicas, alimentarias, etc. En el sector de las energías renovables disponemos de amplia experiencia en plantas termosolares.

Proyectos de obra pública. Nos dedicamos a prestar servicios como proyectistas y asistencia técnica para el diseño y construcción de infraestructuras de transporte, proyectos de obras hidráulicas, de urbanización, etc. Nos hemos adaptado a los continuos cambios del sector público, prestando colaboraciones a nuestros clientes para conseguir unos diseños más eficientes.

Proyectos de edificación. Si bien es cierto que la edificación tiende cada vez más a la rehabilitación, hemos adquirido amplia experiencia en el diseño y cálculo de edificios de obra nueva. Estamos especializados también en el diseño y cálculo de refuerzos estructurales para edificios existentes, motivados por cambios de uso, por patologías estructurales o simplemente por modificaciones arquitectónicas. La gestión más integral en este caso también la podemos desarrollar, llegando a realizar la dirección de obra y también su ejecución en el ámbito privado.